sábado, 1 de septiembre de 2012

Crónica de Micro Abierto Libertad 8 (60). 28/08/12



Parecía que estábamos en pleno otoño. Casi todos estaban ya en Madrid. Por mí quedó el curso inaugurado completamente este martes pasado, cuando celebramos la edición nº 60  de MAL8 (Micro Abierto Libertad 8). Fuimos 21 los participantes. Como nunca somos más de 22, en la alista apunté sólo a 22, lo cual fue, cuanto menos, raro, ya que continuaron llegando artistas (después de las siete) para que les apuntara, y les dije que la lista estaba cerrada… Se quedaron fuera algunos ilustres demorados, dando paso a nuevos participantes y a los habituales madrugadores. De este modo hacemos más sólido el MAL8. Ojalá tuviéramos siempre cuatro horas. Pero son solamente dos las horas que llenamos de vivas canciones y poemas interpretados por sus vivos creadores. Como dije en la presentación, ya estamos acostumbrados a disfrutar del MAL8, dulcemente acostumbrados a estas reuniones extraordinarias en las que nos juntamos solitarios creadores, los que solemos ser los raros en los grupos de amigos, en este espacio en el que el raro es el que no es raro. Nos estamos acostumbrando a esta felicidad, igual (o al contrario) que nuestros antepasados se acostumbraron a vivir en una dictadura, en la tristeza, nosotros nos estamos acostumbrando a todo lo bueno que nos da juntarnos, beber unos de otros, ser espejo unos de otros, ser un rico conjunto de individualidades. Cuando estemos muy acostumbrados, querremos más, y tendremos más. Juntos haremos lo que queramos sinceramente todos. Por cierto, mirad lo que dicen en este artículo de nosotros.

Y tras esta esbozada apología, comienzo con la crónica del MAL8 (60), una edición en la que muchos manifestaron en escena sus propósitos para el curso que está empezando. Yo propuse que dijéramos nuestros propósitos, pero al final no dije los míos; yo me propongo hacer de la canción de autor un género digno y considerado justamente, estoy cansado de escuchar a cantautores a los que admiro decir “yo no soy cantautor, yo hago pop”, o cosas así, sin sentido, ya que el pop no existiría sin la canción de autor, ni el rock, ni cualquier estilo que cuyo formato sean las canciones.


Enrique Cardoza, el primer participante de la tarde, no dijo su propósito para el nuevo curso, ya que aún no había propuesto que lo dijéramos. De hecho, Enrique salió voluntariamente después de que preguntara “¿quién se atreve a ser el primero?”. El valiente Cardoza nos cantó una positiva canción dedicada a encantadora ciudad de Madrid, titulada Tinto acústico.


El segundo participante, Alfon, sí que dijo su propósito “seguir viniendo a este escenario a compartir”. Y eso hizo, compartir con nosotros una canción-regresión en la que describe los elementos de su infancia, compartidos por algunos de los que estábamos entre el público, como David el gnomo, las galletas María, los cromos, las acuarelas… La canción se titula Canicas y tebeos.


A José Carlos Arias, el siguiente participante, le conocimos la semana pasada. Me sorprende y me agrada vele tan cómodo en el MAL8. Su propósito es “seguir volviendo a veros”, dijo. Nos encanta. Su canción fue un cierto homenaje a Chavela, una ranchera titulada Me dejas. Su voz me recuerda a veces a la de Sabina cuando podía cantar.


A continuación salió a escena el poeta Pablo Cortina, al que hacía tiempo que no veíamos (y al que queremos ver más). Nos leyó un poema que había escrito ese mismo martes. Su propósito para este curso es “haceros reír”, dijo.


El siguiente fue el primer participante de la tarde, se apuntó por internet, como suelen hacer los nuevos participantes, pero no se acercaban las siete y no aparecía, lo cual me extraño, ya que su nombre es Yoboy Fijo. Finalmente apareció puntual. Nos cantó una canción titulada Sol y día. Tiene un timbre de voz muy bonito y coca muy bien, la canción es de muy buen rollo, pero no entendía lo que decía, al principio pensé que no cantaba en castellano. Bueno, da igual, porque yo disfruté de su alegre canción.


El propósito de Dani Fernán, el siguiente participante, un ilustre malocho, es “seguir trayendo una canción nueva a cada MAL8”, lo cual le agradecemos. Y eso hizo, nos cantó una canción nueva escrita a pie de playa “una gaditanada” titulada Rescate, una palabra muy en boga. Muy rica canción.


Y hablando de ilustres, los siguientes participantes fueron los trovadores Juan Fernández Fernández y Manu Clavijo. Sin presentación alguna, tocaron una canción de Juan con Manu al violín. No dijeron el título, pero por la letra yo pensé que quizá se titule Todo sigue igual. Hoy sábado tocan en Libertad 8, quizá digan el título.


Nuestra querida Chica metáfora fue la siguiente participante. Como yo había criticado la semana pasada la forma de recitar de Neruda, Chica metáfora hizo gala de sus dotes de rapsoda leyendo un poema de este gran poeta. Continuó leyendo un poema maravilloso en el que se autodefine. Me encanta que Patricia, nombre real de esta poeta, me conteste en escena a lo que digo en las crónicas.


El aire de Libertad 8 se detiene cuando sale a escena Marta Plumilla. La Artista nos cantó una canción titulada De puntillas, la cual cantó con la voz de puntilla, y con los dedos de puntillas, dedos que cuando terminaron la canción recorrieron la guitarra de puntillas hasta marcharse. Siempre es impactante escuchar y ver a Plumilla.

(Bueno, aquí no la podemos ver, porque es ella la que hace las fotos y no hay una suya...)

A continuación otra nueva participante, Isabel Herrera, una cantante y compositora (cantautora) cuyo repertorio es, en su mayoría, en inglés, si bien nos va a traer sus canciones en castellano. Nos cantó Ya no voy despacio, una canción de estilo pop radiotresesco. Su propósito es “conocer gente guay”, de modo que ha venido al lugar indicado. Creo que pronto conoceremos en profundidad a esta artista.


Los siguientes participantes fuimos mi hermano Suso Sudón y yo, Andrés Sudón. Salimos juntos a escena, porque al día siguiente actuábamos en Libertad 8 haciendo nuestro espectáculo “Desencanto o re-evolución”. Como muestra de lo que íbamos a hacer, tocamos la canción En celo, un poema de Suso musicado por un servidor, fusionado con el poema Lobo, también de Suso.


Y hablando de conciertos de música y poesía, este lunes 3 de Septiembre actúa el poeta-cantautor Diego Mattaruco en Libertad 8 acompañado por muchos ilustres malochos. Él fue nuestro siguiente participante, y nos hizo una muestra de su arte acompañado por (nada más y nada menos) Coppel, Maremoto y Clavijo. Ole y ole. Interpretaron Día a día, una locura de poención (poema-canción).


Esta fue la segunda vez que el siguiente participante, Manuel Reyes, actuaba en MAL8. Nos cantó una canción en la que habla de de las relaciones por oposición, por aquello de que los contrarios se atraen. Creo que la canción se titula… No entiendo mi letra. Manuel, dinos algo en comentarios, que soy incapaz de descifrar mis anotaciones.


El siguiente fue otro nuevo participante, Rober, que nos cantó una versión con gran energía, llenándonos de rica furia.


Me gustó mucho el siguiente participante, Gonzalo Carrasco, rubio cantautor. Introdujo su canción recitando un poema (me encanta cuando alguien hace eso, me hace entrar en la canción por una puerta muy grande. En un momento dado se confundió y paró un poco, todos aplaudimos mucho, queríamos que siguiera. Supongo que fueron los nervios, bonitos nervios que provoca el escenario de Libertad 8.


Otro que me encantó (me encanta desde que le vi la primera vez en MAL8), fue el siguiente participante, Cristian Navarra. Su propósito para este curso lo cumplió en el momento, “tocar con Manu Clavijo”, que, ni corto ni perezoso salió a improvisar con Cristian. Parecía que llevaban días ensayando (la verdad es que Manu tenía un día estupendo, en el concierto de Coppel, que fue después del MAL8, estuvo espectacular). Hicieron el temazo Suit Madrid, una enumeración en la que exalta la dulzura de la ciudad que habitamos.


Néstor Raluy fue el siguiente participante. Su propósito es “seguir temblando en este escenario”. Nos cantó una bella canción titulada El grito de la soledad. Y quizá temblara por dentro de emoción, pero por fuera vimos a un sólido Néstor cantando un sentimiento frágil. Muy bonito lo que hace. Queremos más.


Y para solidez la del siguiente participante, el jovencísimo Pedro Pastor (diecisiete añazos), que nos invitó a la presentación de su primer disco, un EP titulado “Aunque esté mal contarlo”, que será el próximo martes 4 de Septiembre, después del MAL8 (61). Su propuesta para este año es “que merezca la pena dejar de estudiar”. Seguro que se cumple con creces. Nos cantó una canción nueva de la que no dijo el título, una canción muy buena, muy trabajada, según me pareció a mí.


La siguiente participante, Drika, vino en cohete al MAL8 desde una estrella, y nos dijo que “los besos esconden palabras”, -“y viceversa”, le dije a Plumilla que estaba a mi lado -. Acompañada por un flautista, nos cantó una canción que habla de besos, puede que se titule Besos, no lo sé. Muchos nos sentimos como niños en domingo ante la naif forma de expresarse de esta artista, que lanzaba toda clase de besos sentada ante el piano de Libertad 8.


José Luis Bernal, el siguiente y penúltimo participante, nos trajo una canción titulada El cantar de la dama y el trovador. Me dio la impresión de que su voz estaba más domada que en otras ocasiones. Bernal tiene una voz de árbol grande, de roble, bella pero indomable por el viento, el viento del alma, que, como ayer, se hizo fuerte y sutil.


Y terminamos el MAL8 (60) a lo grande, con el gran Coppel, que después tenía concierto en Libertad 8 (conciertazo, conciertísimo, contertérrimo). Nos cantó una versión reducida y sintetizada de Íñigo Coppel en El Olympia. Maravillosa historia en la que Coppel tiene la ocasión de charlar con grandes músicos ya fallecidos. Grandísimo Coppel.


Y con esto termina la crónica del MAL8 (60). Creo que pronto tendremos fotos para ilustrarla. Antes de despedirme os cuento un par de propuestas a medio plazo. Propuse en el escenario una de ellas: hacer una MAL8 monográfico en el que todos llevemos una canción con una temática común. Propuse, concretamente, que en el MAL8 (69) (30 de Octubre) hagamos una sesión dedicada al erotismo, al sexo, a la pornografía, a todo eso. He dicho que son dos propuestas, la segunda es para el MAL8 (68) (el día 23 de Octubre del 12), en el que podríamos hacer una sesión dedicada a la canción reivindicativa, protesta, re-evolucionaria de antes, de ahora y de siempre. Para estos malochos especiales haremos una lista de participantes que se apunten escribiendo a microabiertol8@gamil.com, ya se puede escribir poniendo en asunto “mal8 (68)” o “mal8 (69)”, por los números se sabe cuál es el de erotismo y cuál es de de canción protesta. Con esto me despido hasta la semana que viene. ¿Vendrás al MAL8 (61)?

Andrés Sudón

1 comentario:

  1. MAL8-69?? Ese no me lo pierdo!! Linda crónica, Andrés. Gracias.

    ResponderEliminar