miércoles, 30 de noviembre de 2011

Crónica de Micro Abierto Libertad 8 (23). 29/11/11

Ayer, día 29 de Noviembre del once, celebramos la edición nº 23 de MAL8 (Micro Abierto Libertad 8) con total normalidad. Bueno, podríamos destacar que entre el público había un grupo de trece holandeses que no se enteraron de casi nada, pero que nos dieron mucho juego en nuestras presentaciones. Algunos, yo el primero, intentamos hablar con ellos en inglés mostrando nuestra carencia de sentido del ridículo; otros eran anglófonos y otros hicieron alusiones a la final del mundial de fútbol provocando serios abucheos. Esta es la anécdota, por lo demás normalidad y naturalidad. Fueron catorce los participantes, todos cantautores excepto un cuentacuentos. 

El primero de los participantes era nuevo en el MAL8, su nombre artístico es Marro, que cantó dos canciones, Lluvia, que cuando la canta “dicen las malas lenguas que llueve a los dos días”, y Ya no quiero que me quieras

Dadas las circunstancias idiomáticas, le pedimos a Smiling Jack Smith que fuera el segundo de los participantes (él fue quien les convenció para que se quedaran a ver el espectáculo) y hablara un poquito con ellos. La primera canción de Jack arrancó sonoras risas entre los holandeses, yo propongo ponerle subtítulos para poder divertirnos no sólo con la maestría musical de Jack, sino también con sus letras que, por lo visto, son muy ingeniosas. La segunda canción que cantó se titula, según nos tradujo, Déjame ser tu rasca espaldas


Tras Jack vino la risueña Irassema, que nos cantó su canción Lápiz, en la que habla del doble trabajo de enfadarse y desenfadarse, y todos la acompañamos en el estribillo diciendo oh, oh, oh. Irassema dejó tres regalitos para el sorteo: dos lápices y una guitarra-llavero en los que ponía su nombre. Qué maja, la verdad. 

También es bien majo Gabriel Monsalve, que, además de cantar la intensa canción septiembre, grabó varios vídeos que, supongo, pronto me mandará para añadirlo aquí.

A continuación le llegó el turno a Trujartista, que, ni corto ni perezoso, dijo algo así como “¡viva Iniesta!”, lo cual enfureció a la mayoría holandesa de la sala. Pero enseguida Trujartista les calmó cantando especialmente bien (tuvo que esmerarse para que no le lincharan) su canción Búhos, que habla de esos animales que son los autobuses nocturnos de Madrid

Antes de presentar al siguiente artista, leí en el escenario un poema titulado Malochos que unas horas antes me había enviado Pablo Bermejo para que lo leyera. Lo pego aquí:

“MALOCHOS” (2011)

Se dan cita cada martes
en el mítico escenario
algunos vates orates (1)
y su mundo imaginario,

una guitarra que vuela
con las cuerdas del revés, (2)
la fotógrafa poeta (3)
y un supermán sin tupé,(4)

un hombre recio en estado, (5)
un veterano del blues, (6)
una estrella que amanece (7)
brillando sobre el azul,

un ángel con mucho ángel (8)
con el acento del sur,
una voz tan embozada … (9)
¡Cómo está el patio andaluz!

El rocanrol de Rosario (10)
y un cachorro de pastor, (11)
el acróbata del mástil
y su extraña afinación (12)

y, para estar en horario,
un galán presentador (13)
con barba y el verbo fácil
y el alma de trovador.

  1   Suso, Paco, etc.
  2   Iñigo
  3   Marta
  4   Danieme
  5   Carlos
  6   Smiling
  7   Paula
  8   Ángela
  9   Carmen
10   Bruno
11   Pedro
12   Fran
13   Andrés

Gracias, Pablo Bermejo, por acordarte de nosotros y enviarnos tu poema, te esperamos para seguir escuchándote. Por cierto, fue largamente aplaudido tu poema.
Tras estos cariñosos versos, le llegó el turno a Danieme, que cantó dos canciones de su nuevo disco “Luz de nevera”, la primera fue Ojalá (canción sin resquemor), dedicada a los amigos que se van, y la segunda fue un tango dedicado a la quinta provinvia gallega…
video

“El problema no es la ciudad, (…) el problema soy yo”, así presentó Marta Plumilla su canción Caótica. Marta siempre nos regala bellas introducciones a sus canciones, donde deja entrever su peculiar y atractivo mundo interior. Estoy deseando ver un concierto entero de esta original creadora. (Como es habitual, Marta Plumilla no tiene foto, porque ella ha hecho todas estas que estáis viendo, y no pudo hacerse una a sí misma). 


El siguiente cantautor fue el único que estaba apuntado como nuevo participante en el MAL8 (23), el canario Jesús Garriga, que comenzó cantando Te doy mis alas y, durante los jugosos aplausos, enlazó con otra canción palmeable y coreable.
video

Casi solamente vienen cantautores al MAL8, lo cual es comprensible teniendo en cuenta que estamos en Libertad 8, el templo de la canción de autor, pero ayer vino el cuentacuentos Andrés Cortés, que, antes de contarnos el cuento de las escondidas, nos hizo reír con un breve monólogo de humor. 

El siguiente malocho fue Dani Fernán, que cantó dos nuevas canciones, la primera se llama Indefinido y habla de esa controvertida circunstancia de que te guste una chica a las que le gustan las chicas. La segunda se titula Amor H2ODani quiso dedicar a Gato Perro (quien no pudo tocar por falta de tiempo). 

Antes de pasar a la breve y magnífica lista de espera, pudimos escuchar dos temazos de Lucas que tocaba después del MAL8 y nos regaló un adelanto de su concierto. Las canciones fueron He vuelto a por el humoPiscinas vacías, en esta segunda acompañado por el clarinete de Joshua y el acordeón de Alexis


Fue impresionante escucharles, como lo fueron los tres grandes que cupieron de la lista de espera. El primero fue Julián Bozzo, que nos impresionó con su bonita voz de arena y su guitarra como mil pájaros. 

El segundo fue nuestro Fran Fernández, que sigue en plena forma haciéndonos vibrar cuando canta Lo que tiemblo al verte

Y para terminar un delicioso postre, María Rozalén, que cantó una pequeña canción con su grande voz.

Y así de sencillo y contundente fue el MAL8 (23), en el que reinó la normalidad, la naturalidad, el talento y la presencia de los países bajos en la sala. Nos vemos el próximo martes día 6 de Diciembre, ya con la nueva programación mensual de Libertad 8, que a ver qué sorpresas nos trae…

¡Gracias a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario